Programa Actual

Educacion Inteligente Recoleta

Programa de fortalecimiento de la educacion publica:

Mejoramiento de convivenca construcción de ciudadanía en los liceos de la comuna de Recoleta

Presentación

Fundación Chile Inteligente tiene una especial motivación trabajar en el espacio de la educación pública, con el fin de recuperar el valor de una educación al servicio del bien común de la comunidad. Esto lo realiza a través de su programa Iluminar la Educación.
Dentro de esto ha privilegiado trabajar el ámbito de la convivencia escolar, por considerar que la condición de vulnerabilidad de los estudiantes de los Liceos se expresa principalmente en este aspecto de la vida escolar, y que repercute con mucha fuerza en dificultar el rendimiento académico y en dar una imagen a la educación pública.
Luego de desarrollar durante 2012 algunas experiencias piloto en Liceos de Marga Marga, nos acercamos al Municipio de Recoleta, el que a través de su Dirección de Educación acogió nuestro interés de trabajar en un Liceo de su comuna, y se nos propuso el Liceo Valentín Letelier, donde hemos permanecido los últimos tres años.
Las acciones desarrolladas en el Valentín se enmarcaron primeramente en un concepto de Acompañamiento Integral –para eludir el concepto de ‘Intervención’- para luego definir que el proceso es una ‘Convivencia Integral con el Liceo’, lo que significa una presencia participativa dentro del horario de Jornada Escolar Completa, un vínculo con la comunidad educativa y la realización de diversas acciones en pro de producir vivencias enriquecedoras y de desarrollo humano que mejoren el clima de convivencia, las que se realizan dentro del horario de JEC.
En esta acción se ha trabajado principalmente con tres tipos de aportes ciudadanos al espacio educacional: el vínculo del adulto con el joven a través de conversaciones sobre las experiencias de vida de unos y otros en formato grupal; la entrega de talleres de emociones positivas y desarrollo personal a través de expertos en habilidades blandas y finalmente una línea de apoyo a que el estudiante diseñe su Proyecto de Vida o sus metas de vida.
En paralelo la Fundación lleva adelante un espacio de reflexión sobre nuevas propuestas de aprendizaje –afectiva, creativa, proactiva, flexible, más vinculada a las energías corporales de la infancia y la juventud, y con sentido práctico.
La misión de la Fundación ha permitido en este último semestre establecer un acuerdo de colaboración con el área de Transversalidad del Ministerio de Educación, en el desafío que la institucionalidad se plantea de mejoramiento de la convivencia escolar que está permitiendo ampliar este programa en los cinco Liceos de Recoleta.

Las tres líneas de acción del Programa en los Liceos de Recoleta

El programa se articula en torno a tres líneas de acción que describimos a continuación, y complementa además la realización de un estudio de sistematización de su implementación e impacto, un documental y un libro que relaten la experiencia, y la creación de una plataforma digital.

Las siguientes son las tres líneas de acción.

Red de Maestros Ciudadanos Voluntarios

La Red de Maestros Ciudadanos Voluntarios es una experiencia innovadora creada por la Fundación Chile Inteligente, y consiste en una propuesta de recomponer o fomentar el vínculo adulto-joven, y aportar a los jóvenes modelos de adultos positivos que ellos puedan valorar. Esta red convoca a todo ciudadano que haya desarrollado una motivación por compartir con los jóvenes, y sienta que él o ella pueden ser personas que generen una motivación sana y constructiva.
La red nace desde la hipótesis de que “El aprendizaje mejorará si creamos una red capaz de fomentar las relaciones de la escuela o liceo municipal con la ciudadanía, y al mismo tiempo generamos un acompañamiento que tome en consideración las relaciones afectivas de los alumnos con el profesorado y con su entorno social. Esta red de Maestros Ciudadanos Voluntarios tiene un gran valor social, pues apunta a la incorporación del mundo social, de la ciudadanía y del mundo afectivo en la educación.
Esta iniciativa cuenta con cuatro años de experiencia en liceos de Marga-Marga y de Región Metropolitana.

Talleres de Desarrollo Humano y de habilidades blandas

A comienzos del año 2013, comenzamos a implementar de manera piloto al interior del liceo Valentín Letelier de Recoleta, el DAEM bajo el concepto de ‘Primer Laboratorio de Convivencia Escolar’ una serie de talleres de desarrollo humano, de sanación y de habilidades blandas, en la hipótesis de que ellos generan vivencias emocionales positivas y gratificantes para la comunidad educativa, y que en el mediano plazo contribuyen al mejoramiento de la convivencia escolar. Esta constituye la segunda línea de acción del presente proyecto.

Diseño de proyectos de vida constructivos y realistas

Dentro del desarrollo de nuestra experiencia de acompañamiento en el Valentín Letelier, surgió la constatación de que existen estudiantes con alto grado de desmotivación, también estudiantes disruptivos, y además estudiantes que aunque con motivación, no tienen una claridad en el proyecto de vida que desean realizar. Para la Fundación, desde la perspectiva de tener una educación con sentido, se requiere partir con un apoyo al estudiante para que visualice un curso deseado para su vida, desde el cual pueda interesarse en descubrir qué apoyos de aprendizaje necesita para realizarlo. De esta experiencia y de esta reflexión surge la tercera línea del proyecto, que consiste en un apoyo tutorial a estudiantes para su diseño de proyectos personales de vida constructivos y realistas.

OBJETIVOS DEL PROYECTO
Objetivo General

Contribuir al fortalecimiento de la educación pública desde el ámbito de la convivencia escolar y construcción de ciudadanía en la totalidad de establecimientos de educación media de la Municipalidad de Recoleta (Liceo José Miguel Carrera, Liceo Arturo Pérez Canto, Liceo Paula Jaraquemada, Liceo Juanita Fernández y Liceo Valentín Letelier) a través de las tres líneas de acción señaladas, y complementado con un apoyo al desarrollo de habilidades blandas de los docentes y equipos de convivencia de los Liceos, quienes se encuentran ejecutando el programa del Municipio denominado ‘Centro de Apoyo Tutorial Integral’ (CATI).

Objetivos Específicos

1. Desarrollar e implementar una estrategia de apoyo y acompañamiento al Centro de Apoyo Integral (CATI), en el desarrollo y promoción de aprendizajes de habilidades blandas a los docentes y equipos de convivencia de los establecimientos municipales de educación media.

2. Formar y gestionar una Red de Maestros Ciudadanos Voluntarios (MCV) que contribuyan a la valoración de la educación pública y la construcción de ciudadanía en los cinco liceos de educación media de la Municipalidad de Recoleta, a través de sus testimonios de vida, el diálogo y acompañamiento a los/as estudiantes.

3. Generar talleres de vivencias emocionales positivas y formación en habilidades blandas para estudiantes y apoderados, equipos directivos, docentes, asistentes de educación de los establecimientos municipales de educación media, que contribuya al mejoramiento del autocuidado, y al la convivencia escolar.

4. Contribuir al fortalecimiento del vínculo familia-escuela, aportando competencias a las familias, y movilizando la participación de éstas en el mejoramiento de la convivencia escolar de la comunidad educativa y en la creación de ciudadanía en el espacio escolar.

5. Potenciar la comunicación entre los participantes del programa, a través de la plataforma digital, e intercambio de experiencias y retroalimentación entre los equipos de convivencia escolar de los establecimientos educativos, esta plataforma al final del programa quedará alojado y a disposición de la Municipalidad de Recoleta.


6. Realizar un estudio cualitativo del programa en las comunidades escolares participantes que contribuya tanto a la evaluación y sistematización de la experiencia.

PRODUCTOS

1. Implementación de una estrategia de apoyo y acompañamiento al Centro de Apoyo Integral (CATI), en el desarrollo y promoción de aprendizajes de habilidades blandas a los docentes y equipos de convivencia de los establecimientos municipales de educación media.

2. Red de 400 maestros ciudadanos voluntarios que realicen cada uno al menos un encuentro y diálogo con los estudiantes, aportando modelos de figuras adultas positivas, visualicen proyectos de vida deseables.

3. Un total de 200 estudiantes de educación media con el diseño de proyectos de vida constructivos y realistas.

4. Realización de 10 talleres a la comunidad educativa (docentes, directivos, asistentes de educación, estudiantes y madres, padres y apoderados) de cada liceo municipal de educación media.

5. Realización de 2 seminarios sobre metodologías, experiencias y prácticas educacionales, entre el mundo de la educación alternativa y el mundo de la educación municipal.

6. Implementación de una plataforma digital de intercambio de experiencias, información, materiales de apoyo a disposición de la red de trabajo del proyecto CATI.


7. Un estudio cualitativo de sistematización y evaluación del programa ejecutado


8. Una publicación final que dé cuenta de la ejecución del programa en cuanto a metodología y resultados.

9. Realización de un material audiovisual con la experiencia del programa.

Fundamentacion

Fundamento de cómo las tres líneas de acción del programa pueden contribuir al objetivo de “Mejoramiento de Convivencia y Construcción de Ciudadanía en los Liceos de la comuna de Recoleta”

El Mininisterio de Educación se ha comprometido y ha creado un espacio institucional para dos áreas, que desde la mirada de nuestra Fundación constituyen dos nuevos campos de aprendizajes: el de la buena convivencia y el de la construcción de ciudadanía.

Ellos constituyen a nuestro parecer aprendizajes necesarios, y complementarios al aprendizaje curricular de la educación universal teórica, por lo que deberían ser entregados dentro de la Jornada Escolar Completa.

Ahora bien, el aprendizaje de la buena convivencia supone un aprendizaje anterior que no se ha llegado a explicitar en la formulación institucional: el aprendizaje de buenas vivencias.

Postulamos que es desde las buenas vivencias personales que se deriva la buena con-vivencia, a la que podemos definir como ‘las buenas vivencias en conjunto o en comunidad con el otro’.

Por su parte, la construcción de ciudadanía puede tener un componente teórico de su aprendizaje, pero en lo práctico es también la construcción de una buena convivencia… ciudadana.

Nuestro programa se plantea entonces en primer lugar entregar a la comunidad educativa talleres para el aprendizaje de buenas vivencias, es decir, de disciplinas cuya finalidad es generar en el sujeto una buena vivencia.

Podemos ver claramente que este no es  un objetivo explicitado del proceso educacional, pues éste se centra en producir conocimiento –se supone que un buen conocimiento- y no en producir buenas vivencias.

De hecho, el área institucional para atender la convivencia surge como una reacción a problemas graves de mala convivencia, de conductas de mala convivencia, y no como un propósito de mejorar convivencia. Por cierto que en su descripción la formulación es la de mejorar convivencia –formulación que se aplica a ambas situaciones.

Más allá de la motivación de origen, lo que encontramos es que sus metodologías son reglamentarias y referidas a las conductas. Es decir, se atienden por la vía de la construcción de un reglamento de convivencia – la buena convivencia esperada- y  un procedimiento de sanciones por su incumplimiento. Su óptimo es que dicha construcción sea participativa. Pero no cuenta con metodologías para generar buenas vivencias, que es lo que postulamos como base para la buena convivencia, sólo para prohibir disciplianariamente las conductas de mala convivencia.

Por ello es que nuestro  programa tiene como una de sus tres líneas la entrega de Talleres Vivenciales (Talleres de Sanación) para generar en los estudiantes y el resto de la comunidad educativa buenas vivencias.

Por cierto que existen también las buenas vivencias espontáneas, la del compañerismo, la reunión social o festiva, la amistad, el apoyo mutuo. Pero la constatación es que hay toda otra serie de vivencias que son angustiosas, depresivas, frustrantes, amenazantes, violentas, de envidia, de odio, de orgullo, etc., en definitiva, toda una serie de vivencias asociadas a emociones negativas; y  que ciertas prácticas existentes en el campo del desarrollo personal pueden aliviar o permitir a lo  menos que se suelten en el espacio de la práctica del taller.

De hecho la gran pregunta y el gran desafío –tras algún tiempo de ejecución del programa-  es descubrir qué se requiere, o la continuidad y frecuencia que se requiere, para que las buenas vivencias logren una duración o consolidación en el tiempo que permita generar una buena convivencia en el espacio educacional. Esto quiere decir que la buena vivencia genera un clima emocional que no tiene fuerza como para perdurar en el estudiante durante el día, por mucho que la vivencia durante el transcurso del taller haya sido buena.

Junto con los Talleres Vivenciales, este programa tiene otras dos líneas de acción complementarias para favorecer la buena convivencia y la construcción de ciudadanía.

Otra hipótesis de la que partimos es que la mala convivencia en general se instala como práctica como consecuencia de un modelo de mala convivencia en la familia de origen. Es decir, la mala convivencia se aprende y se fija como conducta. Frente a esto, en la etapa escolar, en que aún se está formando la personalidad, es importante generar experiencias de buena convivencia, y en particular experiencias de buena convivencia con adultos, que puedan demostrar que la buena convivencia está disponible como una experiencia para todos. Para esto, el programa cuenta con la línea de ‘Encuentros de Convivencia Intergeneracionales’, para la cual creó la figura de Maestros Ciudadanos Voluntarios: personas adultas que se motivan por tener convivencias y conversaciones con los jóvenes, en un contexto de emociones positivas. El adulto aquí no va a enseñar ni a criticar ni a corregir; va a convivir y a conversar. Y va a entregar su testimonio o experiencia de vida en un contexto de compartir entre adultos y jóvenes.

En esta convivencia hay una postura de la Fundación que sirve como precisión: existe una distinción entre el joven y el adulto, quienes son iguales y no iguales. El componente de no ser iguales deriva de que el adulto ha vivido procesos que el joven no. Esto implica que el adulto tiene como dignidad el valor de sus esfuerzos, de aquello por lo que se ha jugado, de las responsabilidades que ha tomado, etc.

Ahora bien, para el joven la vida del adulto sólo es un mapa y un modelo de posibilidad, es una visión y puede ser un incentivo. Pero en ningún caso es una ley, una verdad, un sermón o u na imposición. Nuestra convicción es que si el adulto comparte su vida –sus vivencias- con el valor que ello tiene como ‘su vivencia’, y no como un consejo, exigencia o sermón, él puede generar un sentido de ‘respeto natural’ en el joven, y un enriquecimiento de las posibilidades del joven.

Complementario a esto, la tercera línea del proyecto ese propone enfrentar al estudiante a la pregunta y a la visualización de un proyecto de vida. Es decir, lo invitamos a visualizar la vida que desea vivir. Consideramos importante que el joven descubra si tiene un proyecto de vida constructivo y realista, y también descubrir si no  lo tiene, pues consideramos importante apoyarlo en que se lo plantee.  Un proyecto constructivo es aquel que se realiza desde la buena convivencia. Un proyecto realista es aquel que permite que requiera para desarrollarse de un horizonte constructivo, pues un proyecto de vida no realista lleva a la frustración y el abandono, o a buscar fórmulas destructivas o engañosas para su realización. Para ello en esta línea hemos explorado algunas metodologías para ponerlos en situación de  pensar en el tema de  un proyecto de vida, para recoger los elementos que tengan a este respecto, y poder analizar si éstos tienen un carácter constructivo y realista. Si el carácter es no-constructivo significa que puede ser destructivo, pero también autodestructivo: autoboicot, renuncia, desesperanza…

Para favorecer la aparición de dichos proyectos de vida los encuentros con figuras adultas con experiencias de vida constructivas y realistas, en  un contexto de convivencia en emociones postivas, puede ser un aporte inspirador.

Nuestro programa busca mostrar la validez (validar la importancia) de incorporar estas tres líneas como aprendizajes complementarios y de pleno derecho a la formación de niños y jóvenes en su paso por el sistema educativo. Los talleres para generar vivencias positivas como base de una buena convivencia; figuras adultas que convivan con los niños y sean modelos positivos; y visualización de proyectos de vida constructivos y realistas, constituyen tres elementos que pueden ser un importante aporte para mejorar convivencia y construir ciudadanía.

Complementariamente, dentro de la ejecución del programa hemos comenzado a explorar otras iniciativas para generar buenas vivencias, al descubrir que el mundo de los talleres vivenciales atraen a un grupo de estudiantes y no a otros.  Así, estamos  buceando en lo deportivo y lo artístico, las manualidades, el contacto con la naturaleza y el vínculo con la cultura de pueblos originarios, como sustento para experiencias de buenas vivencias.

Acá quizás otro detalle importante: las buenas vivencias no son como el espacio del ocio, del abandono, que a veces se ve en las culturas estudiantiles. La buena vivencia es un trabajo de aprendizaje, es una actividad que intenciona la emocionalidad positiva y el autodescubrimiento, y por ello sana.

También estamos explorando en la relación del estudiante con su territorio, el arraigo con la identidad local, como elemento que puede fomentar las buenas vivencias y la construcción de ciudadanía.

Estas iniciativas se pueden incluir en la primera línea –que originalmente estaba pensada sólo como disciplinas de sanación- desde esta mirada más amplia que los defina como Talleres Vivenciales, o Talleres de Buenas Vivencias.

Desde la validación del impacto favorable de las tres líneas del programa, nos interesa dejar instalada una capacidad de gestionarlas por parte del equipo directivo y la comunidad educativa de cada Liceo.

El Territorio

 
 
 
LA “GRAN AVENIDA” DE 1783: EL DÍA QUE EL RÍO MAPOCHO CASI DESTRUYE SANTIAGO

Detalle de los tajamares y los barrios a ambos lados del tramo del río Mapocho cercano al Puente de Cal y Canto, ubicado al centro, en ilustración de fines del siglo XVIII perteneciente al artista italiano Fernando Brambilla, de la famosa Expedición Malaspina. Todo el sector que se observa en las riberas del río fue azotado por el turbión de 1783.
La convivencia de la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo con el Río Mapocho ha sido siempre difícil y con momentos de dramática dificultad, al punto de que alguna vez hasta se pensó en mudar la ciudad completa lejos de su ribera. Una de esas ocasiones fue particularmente compleja para el futuro de la urbe, cuando el Mapocho arrojó un azote descomunal contra ella, golpe cuya violencia y consecuencias quizás no se veían desde la destrucción de la naciente ciudad por las huestes de Michimalongo en 1541, salvo por los casos de los grandes terremotos.

El Cementerio Católico de Santiago

El Cementerio Católico de Santiago está ubicado en la comuna de Recoleta, y depende administrativamente del arzobispado de Santiago.
Fue creado en 1883 por iniciativa del presbítero José Luis Valenzuela Castillo, luego de la prohibición de administración eclesiástica de los cementerios públicos como el Cementerio General, siendo clausurado ese mismo año. En 1890, mientras era arzobispo de Santiago Mariano Casanova, se reabrió el cementerio. Sus primeras administraciones se preocuparon del delineamiento del predio y de las decoraciones de los patios y corredores. Desde 1909, la administración ha sido hecha por laicos.1

El Cementerio Católico fue construido por el arquitecto francés Paul Lathoud, inspirado en el cementerio de Staglieno de Génova, y es el segundo más antiguo del país.

CHILE NACIÓ EN RECOLETA

A los pies del Apu Huechuraba
Patricio Bustamante1. Khano Llaitul2, José Segovia3, Rodrigo Rojas4, Ricardo Moyano5.
¿Nació Chile con la Fundación de Santiago, al pie del cerro Huelen?.

Valdivia: del Cuzco de Perú al Cuzco del Mapocho

Las evidencias históricas muestran que cuando el conquistador Pedro de Valdivia salió de Cuzco, conocía la existencia de un lugar llamado Chile y sabía la importancia de un
poblado “como el Cuzco” a orillas del Mapocho. Según la crónica de Bibar (1966 [1558] :28)6, Pedro de Valdivia “… con toda su gente se iba a poblar un pueblo como el Cuzco a las riberas del río nombrado Mapocho”

El Cementerio General de Santiago de Chile

El Cementerio General se ubica en la comuna de Recoleta. Cuenta con 86 hectáreas, donde se encuentran cerca de dos millones de personas sepultadas. Está ubicado en el polígono conformado por las calles México (norte), Horwitz (oriente), Av. Recoleta (oriente), La Unión (sur-oriente), Av. Profesor Zañartu (sur) y San José (occidente). El Cementerio General es administrado por la Municipalidad de Recoleta.
Fue inaugurado el 9 de diciembre de 1821 por el director Supremo Bernardo O’Higgins Riquelme. Su construcción fue posible, gracias a la cesión de los derechos de extracción de hielo para las heladerías.

Originalmente no se podían enterrar a los protestantes, llamados disidentes en esa época, y recién en 1854 se crea el Patio de los Disidentes Nº 1.

 

Los Cinco Liceos

Liceo Valentín Letelier

Tipo de Enseñanza Científico Humanista.

Ubicación:  calle Buenos Aires Nº575 (cercano a metro Patronato y Cerro Blanco)

Teléfono: 29457707-29457706

Email : vletelier@recoletaeduca.cl

Director: Víctor Jofré Castillo

Sub director: Raúl Mellado Lara

Inspector General: Rubén Dario Contreras Alvarez

Jefa de UTP: Isabel Pinto López

Orientadora: Carmen Gloria Bravo

Proyecto Educativo Institucional: PEI Liceo Valentin Letelier

El Liceo Valentín Letelier ocupa una manzana completa a la entrada de Recoleta, entre los metros de Patronato y Cerro Blanco, casi al frente de Clínica Dávila. Al frente, en la vereda Poniente de Recoleta, está el Liceo Paula Jaraquemada y la Escuela Paraguay; y una cuadra más al norte el Complejo Educacional Jorge Alessandri Rodríguez.

Fue fundado en 1888, durante el gobierno de Balmaceda. Su denominación original es Liceo de Santiago. Comienza sus clases en marzo de 1889, en un sitio y casona que había pertenecido a Diego Portales. Allí vivían sus rectores.

Se fundó con el propósito de introducir reformas pedagógicas y dar atención educativa a una población de jóvenes que sólo tenía la opción del Instituto Nacional. Su primer director fue el profesional de origen alemán Martín Schneider. Luis Galecio ejerció la dirección durante 45 años.

El año 1919 toma su nombre actual, en homenaje a este rector de la Universidad de Chile.

Entre sus ex alumnos hay figuras de éxito público y privado, los que están destacados en un fichero del Liceo: Patricio Aylwin, Ricardo Núñez, Mariano Fernández, Pedro Sabat, Valentín Trujillo, entre otros.

También se instaló en el Liceo hace dos años una placa de homenaje a docentes y alumnos desaparecidos durante la dictadura.

El Valentín tiene un muy fuerte arraigo identitario y un orgullo por su tradición.

Actualmente el Liceo tiene una matrícula en torno a los 400 estudiantes, es mixto y de Enseñanza Media.

En otros tiempos tuvo jornada diurna y vespertina, y reunía entre ambas a unos 2 mil alumnos. Estamos ante una infraestructura que puede acoger a unos mil alumnos.

Arturo Perez Canto

CENTRO EDUCACIONAL HÉROE ARTURO PÉREZ CANTO

Tipo de Enseñanza, Prebásica, Básica  y  Media Científico Humanista.

UBICACIÓN: Reina de Chile Nº0174, esquina El Salto.

Teléfono: 29457719 – 29457720 – 29457721

Email:.  apcanto@recoleta.cl,

Página Web: www.liceoarturoperezcanto.cl

Director: Andrés Reeves Becker

Inspectora General: Cecilia Vargas Cornejo

Jefa de UTP: Paulina Pozo Allende

Orientadora: Jacqueline Miño Child

El año 1944 se crea la Escuela Experimental El Salto en  un sector de chacras y quintas cerca de la plaza El Salto. Más adelante pasa a llamarse Escuela Centralizada, luego Escuela Consolidada –una  modalidad que existió en el sistema educativo a partir de 1950 y que incorporaba distintas ofertas educativas, permitiendo a los estudiantes diversificar sus trayectorias escolares.

Más tarde se le denomina Centro Educacional A – 34, para recibir finalmente su nombre actual, que recuerda al subteniente que con sólo 14 años de edad combatió en la Guerra del Pacífico, y murió en el combate de La Concepción.

En la década del 40 se crea el Círculo Literario Víctor Domingo Silva, cuyos fundadores son el profesor Ángel Guarda –quien es posteriormente designado director del Liceo- y el doctor Armando Sáez, amigo y admirador del poeta. El Círculo lo conformaron originalmente vecinos del barrio que desarrollaron un taller de poesía.

También el Liceo se vinculaba a la comunidad a través de las Fiestas de la Primavera, campeonatos deportivos, y festivales de música folclórica y de teatro. Dentro de esto se recuerda especialmente la música pascuense interpretadas por familias originarias de la isla.

También el Liceo participa en las actividades comunitarias, como las realizadas con la Compañía de Bomberos de Conchalí y las Brigadas Forestales.

Actualmente las cercanías del Liceo marcan contrastes, como lo son el Palacio Riesco y la Universidad Mayor al norte de Vespucio por un lado, y por otro la población Barrero, que mantiene una vocación agrícola.

El Liceo actualmente tiene un alumnado que va desde Educación Parvularia hasta Cuarto Año Medio. E incluso en un periodo ofreció  una jornada vespertina pata atender a la población adulta colindante.

El Centro de Padres y Apoderados tiene una activa participación, y se les ha invitado a capacitaciones en el área de computación. Entre 2001 y 2005 perteneció al programa Liceo para Todos, también ha promovido el aprendizaje del inglés y recibe alumnos en práctica de distintas universidades. También las y los ex alumnos tienen una permanente vinculación y apoyan en diversas iniciativas.

También se trabaja en red con las instancias asistenciales como JUNAEB, consultorios y centros de atención en salud, como con diversas instancias educativas.

Paula Jaraquemada

LICEO PAULA JARAQUEMADA

Tipo de Enseñanza: Científico Humanista (Femenino)
Ubicación: Juárez Larga Nº 616 – Recoleta, a una cuadra de la Estación de Metro Patronato.
Teléfonos: 229457701 – 29457702
Email: pjaraquemada@recoletaeduca.cl
Directora: Fabiola Cid Quezada
Inspectora General: Ana Farías Santelices
Jefe de UTP: Julio Germán Alarcón
Orientador: Gustavo Abraham Adasme Baeza

El Liceo es fundado el año 1902, bajo la presidencia de Germán Riesco y siendo Ministro de Educación Rafael Balmaceda. Su primer nombre es Liceo de Niñas Nº 4, y a menos de 10 años de su fundación ofrecía la enseñanza secundaria completa. Su denominación actual la recibe el año 1919.

Durante la década del 60 contó con más de 4 mil alumnas, lo que lo hacía uno de los Liceos con mayor matrícula del país. Esto llevó a que se creara además la modalidad de medio pupilaje y de internado.

En 1969, durante la presidencia de Eduardo Frei Montalva se construye  un nuevo local para el Liceo. En 1986 su administración pasa al municipio de Santiago y en 1991, trasa la reorganización administrativa de la Región Metropolitana pasa a depender de la Municipalidad de Recoleta.

El Liceo siempre ha fomentado las actividades culturales, artísticas y deportivas. También ha tenido iniciativas pedagógicas que permiten en 2003 subir el puntaje SIMCE de 8vo básico, y en la última década sus alumnas han ido aumentando su puntaje PSU. Esto se vio favorecido con la generación de horas para reuniones técnicas de los docentes. El mismo 2003 se construyen nuevas salas de clases.

El 2004 se realiza habilita u Taller de Computación, y en el 2007 se incorpora en el curriculum una asignatura de Desarrollo Personal.

Las estudiantes han recibido diversas premiaciones, en certámenes de Feria Científica, Cueca y Danza.

El Liceo también ha generado convenios para apoyar la salud de los estudiantes, dictándose también en el establecimiento diversas charlas. También se ha perfeccionado a los docentes en Prevención y Consumo de Drogas, y se elboró una política al respecto que se incorpora al PEI y al Manual de Convivencia. En 2009 se incorpora una política de cuidado y respeto al medio ambiente, que recibe una certificación del Ministerio del ramo.

En el área de Convivencia Escolar, desde 2009 se incorpora la fundicón de mediación en la soluciuón de conflictos, con participación de alumnas, docentes y asistentes de la educación.

Desde 2006, el Centro de Padres y Apoderados creó un Fondo de Recursos para apoyar reparaciones menores en el Liceo; y se consolidad un Fondo de Apoyo a estudiantes con mayor vulnerabilidad. El 2003 se crea el Centro de Ex Alumnas que realizan actividades de apoyo. Junto a esto, el Liceo realiza permanentemente acciones de extensión hacia la comunidad, destacando los tallres de computación que se han ofrecido desde 2005 a la fecha.

El Liceo cuenta con un Museo Patimonial que recibe un aporte del Ministerio de Educación, que tiene su ingreso por Recoleta 500, tras recuperarse el muro histórico que recuerda la existencia de la Escuela Normal Nº 2. El Museo cobija piezas que dan cuenta de la historia del Liceo, como asimismo de la Escuela Normal Nº2 y del Regimiento Buin.

En el año 2010, cuando cumple 108 años de vida, se le reconce como Liceo Tradicional.

El Liceo ha obtenido la Excelencia Académica enre los años 2008 y 2013.

Juanita Fernandez

COMPLEJO EDUCACIONAL JUANITA FERNÁNDEZ SOLAR

Tipo de Enseñanza: Media Técnico Profesional

Ubicación: Inocencia Nº 2672, comuna de Recoleta

Teléfonos: Nº 9457735-9457736- 9457739 -9457737

email. jfsolar@recoletaeduca.cl

Directora: Érika Farías Zañartu

Inspectores Generales: Heraldo Arias Duran – José Provoste Morales

Jefa de UTP: Natalia Riquelme Garrido

Orientadora: Sonia López Toledo

El Liceo se propone preparar a estudiantes con todas las competencias requeridas para obtener el título profesional de nivel técnico superior en Servicios de Alimentación Colectiva; Secretariado y Atención de Párvulos.

El Liceo coloca a sus estudiantes en prácticas laborales y apoya su posterior inserción laboral.

Es el único Liceo Técnico Profesional de la comuna que cuenta con talleres profesionales con tecnologías de primera.

El año 2011 fue beneficiado por la Seremi de Educación con la implementación de equipamiento técnico profesional en cada especialidad, y cuenta además con talleres computacionales y equipamiento moderno.

El equipo directivo y sus docentes tienen como meta dar un apoyo integral a cada alumna, en lo académico, lo psicológico, en las dificultades de aprendizaje, y en lo social, emocional y espiritual. Este apoyo se ve reflejado en el éxito y espíritu emprendedor de sus ex alumnas.

El Liceo es un espacio abierto a todas y todos los jóvenes que quieren emprender tempranamente una profesión.

Jose Miguel Carrera

CENTRO EDUCACIONAL JOSÉ MIGUEL CARRERA

Tipo de Enseñanza, Media Científico Humanista y Técnico Profesional Comercial, especialidades de Contabilidad y Ventas.

Ubicación: Avenida El Guanaco N°4185 entre la calle Diego Silva y Avenida Principal.

Teléfono: 29457733

Email:  jmcarrera@recoleta.cl

Directora: Yosires González Montecinos

Subdirector: Guillermo Albornoz Vidal

Inspectora General: Alicia Huerta Villarroel

Jefa de UTP: María Solange Soza Duarte

Orientadora: Karen Gálvez Gálvez

Nace el 25 de Febrero  de 1966 como Centro Educacional Nª2 de Conchalí y en 1970 cambia su denominación a Liceo de Hombres Nº 25. Posteriormente, se llama Liceo B-36 Jsé Miguel Carrera, y en 1990, al complementar el curriculum con una oferta de Educación Técnico Profesional, toma su actual nombre. La primera promoción que egresa del Liceo lo hace en 1971.

Actualmente, en su modalidad técnico-profesional,  ofrece contabilidad y administración, y además tiene el curriculum científico humanista. Tiene además los cursos correspondientes a 7mo y 8vo Básico.

El establecimiento tiene un profesorado que es evaluado por el Ministerio de Educación por sobre la media nacional en 5 de los 8 indicadores considerados. Cuenta además con apoyo psicopedágico y psicológico para los estudiantes. Su equipo directivo realza en su gestión la creación de un ambiente educacional acogedor.

Como proyección, el Liceo está en proceso de implementación de dos nuevas especialidades técnicas, una en el área industrial, y otra en el área de servicios.

Fundacion Chile Inteligente

+56 2 2639 4347

+569 8501 4614 (wathsapp)

fundacionchileinteligente@gmail.com

Merced 68, Santiago de Chile, CH 8320000

Home  -  Contáctenos  -  Involucrarse  -  Donar  -  Eventos  -  Noticias

© 2016 FUNDACION CHILE INTELIGENTE

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Website designed by Benjamin Charreyron