Nosotros

Visión estratégica

El proyecto Iluminar la Educación se define como un aporte al espacio educacional, más que al sistema educacional.

Se centra en las vivencias del ser humano en su tránsito por el espacio educacional.

Busca aportar a ese espacio testimonios y expertizajes que hagan del paso por el espacio educacional una experiencia gratificante y de desarrollo humano.

A este aporte lo define como una ‘educación vivencial complementaria’, que se realiza dentro y fuera del espacio educacional, con participación de todos sus actores, y a través de distintas líneas de desarrollo.

La situación actual que el proyecto busca resolver

Los grandes problemas de la educación actualmente no son los del rendimiento académico. Puntos más, puntos menos en las pruebas, las sociedades cuentan con personas que se forman técnicamente para ejercer las labores que la sociedad requiere.

 

Los verdaderos problemas no resueltos en la educación son existenciales y conductuales. Ellos son, en una lista no exhaustiva:

 

- Malas relaciones humanas entre los estamentos
- Falta de motivación
- Ausencia de goce en el proceso del aprendizaje
- Baja confianza y autoestima
- Ausencia de una línea de formación del cuerpo y de las emociones
- Una desatención al cuidado de la salud
- Incomunicación y recelo entre los actores educacionales
- Rechazo y descalificación entre los actores educacionales
- Deterioro de la salud mental y emocional
- Violencia
- Deserción
- Drogadicciones
- Embarazo adolescente
- Ausencia de compromiso para que la vida social sea más armoniosa.

 

Todos estos problemas no han podido ser resueltos desde la política, ni desde la ciencia/tecnología, ni desde la religión.

 

No los han podido resolver ni el Estado ni los directivos y docentes de los Liceos, ni la familia nuclear de cada estudiante.

 

Y ello principalmente porque estos campos no cuentan con herramientas para el cambio interior del ser humano, que favorezcan transformaciones en los juicios y creencias, en las emociones y en las conductas. Y es en estos componentes interiores del ser humano donde radican las razones que producen esos problemas y malos resultados en la convivencia.

 

De allí que se necesite descubrir y levantar otras fuentes de riqueza no ocupadas, que dispongan de otros aportes no utilizados, y que puedan actuar a una escala de influencia mayor y más intensa.

Los objetivos generales de Iluminar la Educación
Primer objetivo

Este proyecto se propone poner en movimiento la riqueza de la ciudadanía que hasta hoy no ha sido ocupada al servicio de los procesos educacionales, a través de dos grandes cuerpos de Maestros Ciudadanos Voluntarios:

 

1. Un voluntariado regional de Maestros Ciudadanos.


La hipótesis que está detrás de este concepto es que hay una enorme cantidad de personas adultas que han vivido vidas y han realizado emprendimientos que pueden constituirse en modelos para los jóvenes, pero no hay un canal institucionalizado para que esta riqueza se entregue.

2. Un voluntariado regional de Maestros Ciudadanos de Desarrollo Humano


Lo que subyace a este concepto es que la sociedad cuenta con una gran cantidad de personas que tienen expertizaje y herramientas existenciales y conductuales. Existen una diversidad de disciplinas académicas y no-académicas que se ocupan del mejoramiento interior del individuo. Esas sólo se ocupan hoy en general como disciplinas privadas en el campo de la salud. Se requiere generar un mecanismo para volcar esta riqueza en pos de un bien social. Esto proponemos realizarlo a través de este voluntariado.

 

Por vocación y como primera prioridad, nos proponemos crear estos dos voluntariados y gestionar para que ellos contribuyan a resolver los grandes problemas de la educación, apoyando en primer lugar a los jóvenes más vulnerables del sistema, que pertenecen al sistema de educación pública y municipal.

Hay un segundo factor que contribuye al incremento de estos problemas existenciales y conductuales en la educación, y es el quiebre de innumerables vínculos.

 

Estamos viviendo un importante quiebre generacional, que ya no es sólo la rebeldía del joven hacia el adulto, sino la pérdida del sentido de autoridad, la desvalorización que hace el joven del adulto. Esto amenaza la continuidad de los proyectos societales, y genera una incertidumbre respecto de los consensos sociales para la conducción de los países.

 

Un segundo quiebre, después de un periodo de la historia en que se avanzó hacia condiciones de mayor equidad social, ha sido un regresión a inequidades de tiempos muy anteriores a la de los movimientos sociales y los partidos progresistas. Ello ha fragmentado el vínculo social, y ha producido un cambio en la expresión de la reivindicación desde lo político a lo delictual. El descontento de los pobres ya no es canalizado por un proyecto político, y queda por tanto entregado a la reivindicación individual, muy acorde, aunque con un signo inverso, a la ideología individualista predominante.

 

A este proceso se ha respondido estigmatizando y ghetizando a los sectores urbanos que albergan focos de delictualidad y drogadicción en los sectores populares, y a grupos ciudadanos.

 

Frente a esta situación, el proyecto se propone a través de los dos voluntariados señalados realizar esfuerzos para restaurar los vínculos.

 

Con el vínculo entre Maestros Ciudadanos y jóvenes pretendemos recuperar el vínculo y reconstruir un sentido de autoridad por modelo valorable, y no por autoritarismo. Aspiramos a que los modelos constructivos de diversos adultos compartiendo con jóvenes de los Liceos les aporte motivación y confianza para emprender actividades que les permitan salir del círculo vicioso proveniente de los modelos de familia, que actúan con una tendencia a reproducir las condiciones paternas (Un niño es el resultado de los adultos con los que ha convivido). Esta reconstrucción del vínculo apunta a que los jóvenes vean posibilidades de desarrollo desde la inserción social.

 

Por otra parte, los Maestros Ciudadanos expertos en Desarrollo Humano podrán aportar metodologías que permitan entablar conversaciones desde la diversidad, desde la integración y desde la aceptación, y también metodologías contribuyan a la autoafirmación personal y a la confianza en las propias capacidades.

 

Finalmente estos voluntariados naturalmente debieran actuar en la línea de aportar a una disposición de construcción de una convivencia social fraterna. Esto implica que la sociedad no puede genera brechas ni económicas ni ideológicas que finalmente la quiebren. Hoy existe una ausencia de brecha ideológica pero un incremento abusivo de la brecha económica. Existe un discurso de conciliación y unidad que escamotea y esconde la brecha económica. El riesgo tras esto –aparte de producir la citada estrategia de reivindicación delictual- es que tarde o temprano se generará un discurso ideológico rupturista que desarrollará la fuerza suficiente como para volver a plantear un ‘ustedes o nosotros’ desde la conducción política, lo que nos llevará a un nuevo quiebre nacional como los que hemos vivido cíclicamente.

 

Nuestro enfoque de vinculación supone un real proyecto de convivencia comunitaria, no eufemístico, que no se centra en la igualdad o en la libertad, sino en la fraternidad. Este es el lazo que hace que sus miembros no puedan vivir emocionalmente brechas odiosas de discriminación ni de explotación.

Tercer objetivo

Existe un tercer objetivo más focalizado. Hoy se da un contexto de relación entre los directivos y los docentes con los alumnos que se funda en una permanente lucha, confrontación y descalificación recíproca. Estas son las peores condiciones para entablar las bases de un buen proceso de aprendizaje.

 

Nuestro voluntariado de expertos en desarrollo humano puede contribuir de manera importante a un cambio en este tipo de vínculo.

 

Lo mismo se puede decir respecto de la relación de los directivos y docentes con los padres y apoderados, y en general con la comunidad que no encuentra

participación en el proceso formativo de sus jóvenes. (Esto es análogo a como el sistema hospitalario no sabe incorporar a la comunidad en los procesos de prevención y recuperación de la salud de los enfermos).

 

Aquí también el voluntariado en Desarrollo Humano puede ofrecer procesos que lleven a sentir a los padres y a la comunidad como partícipes y acompañantes del proceso educativo.

 

Todo esto está encaminado a crear una nueva plataforma que llegue a ser parte de la cultura de un país, de participación ciudadana en la educación.

La transformación que busca el proyecto

Narrado lo anterior ahora desde una perspectiva propositiva, el presente proyecto se propone generar una influencia constructiva sobre los jóvenes más carenciales y vulnerables, y proporcionarles aprendizajes complementarios centrados en lo existencial y lo emocional, con la finalidad de que se desarrollen como personas más integradas, más equilibradas, con mayor madurez emocional, con menor conflictividad y destructividad, con mayor motivación social y participativa, con una comprensión más profunda sobre el sentido de la vida, con mayor confianza en sí mismas, y con mayor sentido de cuidado al prójimo y al medio ambiente.

Complementariamente se busca generar este mismo tipo de influencia sobre el conjunto de la comunidad escolar.

 

A través de esto se busca mejorar la calidad de la convivencia, la cultura relacional y el clima socioemocional de la comunidad escolar, produciendo impactos en una disminución de la conflictividad, de la violencia (bullying), un aumento de la asistencia, una disminución de la deserción, un mejoramiento de prácticas saludables (disminuir consumo de tabaco, drogas, números de embarazo precoz) y un aumento del interés y la disposición para estudiar.

La importancia política de movilizar un voluntariado de modelos testimoniales positivos y de expertos en habilidades blandas para dialogar con la juventud al servicio de la reconstrucción de vínculos que favorezcan la construcción de una sociedad integrada y armónica.

 

Enfrentamos actualmente una situación potencialmente amenazante, cual es la de no poder incorporar a la generación joven a los proyectos constructivos-país. Múltiples diagnósticos muestran que estamos ante una juventud que no valida los proyectos de la generación anterior, que es apática respecto de ellos, y que tampoco cuenta con referentes de proyectos alternativos a los cuales integrarse, o bien cuenta con referentes parciales, sectoriales, que no alcanzan a englobar una propuesta de organización social alternativa.

 

Por otro lado estamos ante una juventud antiautoritaria, pero por ello tiende también a invalidar toda fuente de autoridad.

 

Los proyectos de los jóvenes son principalmente individuales en torno a estrategias de ascenso cuando están integrados a la sociedad, pero como veíamos, cuando no pueden integrarse o no validan integrarse, éstos se convierten en estrategias delictuales.

 

Al mismo tiempo no podemos desconocer que como deriva de la sociedad occidental, si no surgen modificaciones relevantes, estamos ante una amenaza ambiental y de escasez de recursos que es real.

 

Por otro lado la brecha de inequidad, ni siquiera planteada como tema moral sino solo como tema pragmático de gobernabilidad, requiere ser disminuida. Y por cierto que si lo tomamos como tema moral –que bien corresponde hacerlo- debemos aspirar a sociedades con una convivencia más armoniosa, lo que requiere una corrección significativa de la inequidad.

 

Sumado a lo anterior, no podemos desconocer los alarmantes indicadores de deterioro de la salud mental y emocional de la población, tanto de adultos como de jóvenes.

Por todo esto necesitamos generar una rearticulación respecto de todos los quiebres comunicacionales: intergeneracional, de sectores socioeconómicos, con los proyectos alternativos, con las etnias, con la diversidad espiritual y religiosa, que apunte a crear un horizonte de futuro consensuado de emocionalidad fraterna.

 

Para generar este multidiálogo, necesitamos, aparte de la buena voluntad, de modelos de personas adultas que encarnen estas orientaciones en sus vidas, y también un proceso de aprendizaje de las habilidades blandas, de desarrollo humano.

 

La ausencia de habilidades de transformación de nuestro mundo interior –creencias, emociones y conductas- se expresa principalmente como falta de motivación, bajo espíritu de participación en asuntos comunitarios, bajo sentido del esfuerzo, bajas expectativas de logro, disposición negativa y confrontacional hacia la autoridad, baja empatía y conflictividad hacia los pares y hacia la comunidad, baja autoestima, rechazo hacia las autoridades y hacia el sistema, falta de confianza en sí mismos y en los demás, rebeldía y destructividad, y conductas evasivas y autodestructivas manifestadas como adicciones.

 

Nuestra convicción paradigmática, en la que se basa la motivación del presente proyecto, es que un aprendizaje de desarrollo humano, y el fortalecimiento existencial y emocional y por lo tanto conductual y práctico tanto de los jóvenes como de las comunidades educativas y en general de la sociedad, es una realización perfectamente posible, pues la sociedad cuenta con una ciudadanía adulta que es depositaria de testimonios constructivos y de un expertizaje en desarrollo humano.

 

Contamos con que esta ciudadanía adulta, tanto la que esta en su etapa productiva formal -30 a 60 años- como la que esta en su etapa reflexiva y de mayor libertad respecto de la presión productiva- 60 a 90 años- estará disponible si es convocada a una misión con esta mística, para aportar sus saberes a través de un gran voluntariado nacional que requiere ser activado y organizado.

La utilización de esta riqueza de la ciudadanía no cuenta hoy con canales de implementación

Actualmente ni el sistema político ni el sistema educacional tienen incorporada la creación de esta riqueza. Necesitamos crear los canales para que esta riqueza pueda manifestarse y entregarse.

 

Pero tampoco existe actualmente en el sistema político ni en el sistema educacional las condiciones para que esta línea de apoyo sea incorporada a los establecimientos educacionales.

 

El sistema educacional se siente sobrepasado con las exigencias a las que está sometido, y también se siente sobrepasados por las conductas de los estudiantes y por el agobio de los profesores. La exigencia de rendimiento académico hizo llenar la JEC con materias de reforzamiento académico y muy marginalmente con otros aprendizajes. Se requiere por lo tanto crear las condiciones y la disposición en los establecimientos educacionales para recibir esta actividad de apoyo existencial.

 

Finalmente, desde el campo político no existe en el diseño del sistema educacional el espacio ni las condiciones para implementar la participación de un cuerpo de apoyo en el campo existencial y emocional. Se requiere por tanto crear este diseño y darle validación política para poder implementarlo.

Ejecución del proyecto

Para dar respuesta al diagnóstico y aportar esta nueva riqueza al servicio de resolver la compleja situación que enfrenta el sistema educacional, el presente proyecto contempla llevar adelante tres líneas de acción que actúen de manera sinérgica entre ellas.

Línea 1. Red de Maestros Ciudadanos Voluntarios (MCV)

El proyecto “creará riqueza” a través de ocupar los aprendizajes de vida de los adultos como una fuente de saberes reales y prácticos, que puedan motivar, inspirar y servir de modelos positivos a los jóvenes. Para poner esta riqueza a disposición del país, crearemos un Directorio nacional de Maestros Ciudadanos Voluntarios.

 

Esta área se implementará a través de una plataforma web, que va a tener las herramientas necesarias para una inscripción directa de los Maestros Ciudadanos, y contará con un administrador web y un encargado de contenidos para dinamizar la inscripción y también con profesionales de gestión directa que motivarán y capacitarán a los Liceos para ocupar la oferta de Maestros Ciudadanos.

 

En este directorio se pondrán los antecedentes del MCV, el tema o los temas que ofrece y su disponibilidad horaria y comunas a las que ofrece ir. Este Directorio se subirá al sitio web de la Fundación, y estará disponible para que los Liceos Municipalizados seleccionen a aquellos MCV que querrían invitar a dictar charlas testimoniales en sus Liceos.

 

Complementariamente el proyecto difundirá e incentivará a la comunidad de Liceos Municipales a utilizar esta riqueza ofrecida por los MCV, a través de una gestión directa y otra a distancia, para potenciar que los Liceos conozcan y visiten el Directorio, y motivándolos a gestionar ellos mismos en sus establecimientos ciclos de charlas de Maestros Ciudadanos. Para ello envían correos, visitan los liceos, se entrevistan con los directores, gestionan vínculos con las instituciones locales, municipales y provinciales de educación.

 

En definitiva, el proyecto creará el Directorio de MCV y lo hará disponible a la comunidad de Liceos Municipales, y además incentivará y activará su uso, para que llegue a convertirse en una herramienta a ser ocupada directamente por los Liceos, con la sola mediación de la Fundación para generar el contacto, pues para protección de los MCV no se pondrán los datos de contacto en el sitio.

Línea 2. Encuentros de Educación Vivencial Complementaria

Cada año, el proyecto organizará Encuentros de Educación Vivencial Complementaria. En este espacio propio podremos generar las invitaciones y las experiencias que actuarán como modelo del valor y de la eficacia de las disciplinas de desarrollo humano. La idea es invitar aquí a los distintos estamentos de las comunidades educacionales, y movilizar como voluntariado a las distintas escuelas y agentes con expertizaje en desarrollo humano.

Cada año, el proyecto organizará Encuentros de Educación Vivencial Complementaria. En este espacio propio podremos generar las invitaciones y las experiencias que actuarán como modelo del valor y de la eficacia de las disciplinas de desarrollo humano.

 

La idea es invitar aquí a los distintos estamentos de las comunidades educacionales, y movilizar como voluntariado a las distintas escuelas y agentes con expertizaje en desarrollo humano.

 

Para implementar eta experiencia buscaremos Liceos que tengan un nivel medio de complejidad en la convivencia y en los indicadores socioemocionales.

La implementación de las intervenciones integrales tendrá dos niveles:

Se trabajará de forma intensiva durante los tres años con un porcentaje de alumnos (los que tengan mayor capacidad de liderazgo o mayor influencia sobre sus compañeros), con todos los docentes, directivos y empleados del liceo.
Se trabajará en forma extensiva con todos los estudiantes de Enseñanza Media del liceo, con todos los empleados del Liceo, y con un 30% de los apoderados.

Las actividades consistirán en talleres de coaching, de meditación, de yoga y otras prácticas corporales de desarrollo personal, de aprendizajes de desarrollo personal, además de espacios de diálogo para procesar las experiencias, los avances, las dudas, las insatisfacciones, las ideas y la evaluación del proceso. A ello se sumarán asesorías personalizadas a los directivos del Liceo, del centro de alumnos, y del centro de padres.

Componentes de apoyo a las tres líneas de acción/ actividades transversales
1. Plataforma web

Administración de un sitio web y creación de las aplicaciones necesarias para:
-captación masiva de MCV
-conexión entre MCV y Liceos
-levantamiento permanentemente de los desarrollos de los tres proyectos
-generación de contenidos para motivar -y producir- a distancia la adquisición de una formación complementaria en habilidades existenciales, emocionales, conductuales y prácticas.
-conexión con redes sociales

2. Departamento de Estudios e Investigación

Dado que este proyecto busca actuar en el ámbito de las habilidades blandas, para las que no se cuenta con indicadores consolidados de éxito, ni con modelos de intervención validados, es de enorme importancia realizar una investigación sobre las tres áreas del proyecto, para evaluar si las acciones están cumpliendo los objetivos propuestos, si están validando la eficacia de la intervención, y para proponer eventuales modificaciones.

 

Esto es especialmente relevante para lograr que estas intervenciones puedan convertirse en modelos ‘llave en mano’, es decir, para que se pueda generar un modelo y metodología de intervención en este campo cualitativo conducente a crear condiciones existenciales y emocionales para la superación de la pobreza y para el mejoramiento en la calidad de vida de los estudiantes de Enseñanza Media de los Liceos Municipalizados, que sea replicable por otros actores y se pueda así multiplicar su impacto.

Esta área es indispensable para registrar y procesar todos los materiales provenientes de las tres áreas de proyectos presenciales, y de generar los contenidos para la educación a distancia que se subirá a la plataforma. También para difundir en las redes sociales estos contenidos e interactuar con los usuarios de las redes sociales. Igualmente por su acción conducente a fortalecer la utilización del Directorio de Maestros Ciudadanos, la asistencia a los Encuentros Educacionales y las visitas a nuestro sitio web.

Historia

Historia de Iluminar la Educación

Este proyecto de la Fundación Chile Inteligente se comienza a diseñar hacia el 2006, y por diversos motivos sólo es retomado en 2010 cuando se constituye legalmente la Fundación.

 

A partir de ese momento se revisan y recogen todos los aportes de ese primer diseño, y se introdujeron algunas transformaciones para generar el diseño actual.

 

Realizado esto, se inició la implementación del proyecto, partiendo por experiencias piloto ejecutadas durante el año 2012.

 

Esta experiencia piloto se inició con la creación de un primer cuerpo de  unos 50 Maestros Ciudadanos Voluntarios, de entre el círculo más cercano a la Fundación. Estos Maestros Ciudadanos ofrecerían charlas testimoniales a los estudiantes de Enseñanza Media de los Liceos Municipales, con el propósito de transmitir las experiencias de vida y los aprendizajes prácticos que posee en términos generales la ciudadanía adulta del país.

 

Luego pasamos a tomar contacto con la autoridad política comunal, con la dirección de educación de la corporación municipal, y con la dirección de los establecimientos educacionales, para realizar un acuerdo con los Liceos para que ellos recibieran de manera gratuita un ciclo de charlas de los Maestros Ciudadanos.

Comenzamos por  la provincia Marga Marga, firmando convenios primero con el Liceo Nº1 de Olmué, luego el Liceo A37 de Limache, y al poco tiempo al Liceo Tecnológico de Villa Alemana. En la Región Metropolitana realizamos algunas actividades en el Liceo Lenka Franulic. Estuvimos en contacto y en conversaciones con varios otros Liceos, con los que por diversas razones, y especialmente por las movilizaciones estudiantiles, no pudimos realizar los ciclos de charlas testimoniales.

Para implementar los ciclos de charlas se incorporaron a la Fundación tres coordinadores (Gestores Educacionales) quienes quedaron a cargo del vínculo directo con el Liceo y de la coordinación con los Maestros Ciudadanos Voluntarios.

 

Paralelamente creamos un primer sitio web para generar condiciones de  visibilidad y contacto,  y para subir las experiencias realizadas.  Realizamos finalmente una evaluación de la experiencia piloto.

Con todos estos elementos realizamos a fines de 2012 una evaluación de las experiencias piloto, y tras ello introdujimos un rediseño parcial del proyecto.

Evaluación de las Experiencia Piloto 2012

Las experiencias en los Liceos nos permitieron descubrir que:

 

-Debíamos ser muy flexibles en la forma de implementar la experiencia en los distintos Liceos: en algunos casos el Liceo invitó a asistir de manera voluntaria a todos los estudiantes de Media, creándose finalmente un grupo estable de entre ellos; en otro caso, el Liceo solicitó escoger un grupo de sus alumnos que pensaba iban a aprovechar mejor la experiencia; en un tercer caso se optó por realizar el ciclo dentro del horario de Consejo de Curso; y en un cuarto caso se nos solicitó que sólo realizáramos actividades de apoyo psicoemocional.

 

-La carga en los Liceos hace que muchas veces no estén disponibles incluso para una actividad gratuita que consideran provechosa. Sea porque ya tienen todo el horario de jornada completa ocupado, sea porque están sobrepasados por las demandas del Ministerio y otros temas de la administración del Liceo. A esto se añade que las actividades de paro y de tomas atentaban a la disponibilidad de la dirección del Liceo y de los alumnos, y a la continuidad de las actividades. Ello nos llevó a definir que necesitábamos complementariamente contar con otros escenarios fuera de los propios establecimientos para poder convocar a los estudiantes a la realización del ciclo de charlas.

 

 -El perfil del Gestor Educacional necesitaba ser una persona de varias cualidades. Su rol no requería sólo responsabilidad y eficiencia, sino también habilidades blandas en relaciones humanas,  manejo de conflictos y capacidades motivacionales.  Esto nos permitió tener una idea mas clara de su perfil, y evaluar la importancia de generar una formación y capacitación específica para este rol.

 

 -Los testimonios de los estudiantes validaron que estos testimonios representaban aportes positivos al objetivo de dar un enriquecimiento y perspectivas constructivas de vida.

 

-El haber generado una red de 50 Maestros Ciudadanos Voluntarios nos permitió confirmar que existe una motivación ciudadana como para crear este voluntariado.

 

 -Las comunidades educativas están enfrentadas a muchas tensiones y problemas, y viven situaciones de conflicto, de conductas disruptivas, y muchos padecen sintomatologías psicológicas y conductuales. Esto lleva a que sería de enorme interés explorar si un apoyo más intensivo e integral es capaz de generar un mejoramiento a todos estos indicadores de dificultad.

Todas estas experiencias fueron recogidas en la evaluación para generar el rediseño del proyecto.

 

En la perspectiva de realizar jornadas de apoyo en un espacio propio, realizamos un Encuentro al que llamamos de Educación Vivencial Complementaria, el Sábado 13 de Octubre en el Centro de Estudios para la Calidad de Vida. Allí asistieron como invitados especiales los estudiantes de los Liceos de la provincia de Marga Marga que habían participado en los ciclos de charlas testimoniales, más una cantidad de personas de otras comunidades educativas. Contamos con un gran aporte de muchos Maestros Voluntarios de Desarrollo Personal.

 

Tenemos programado el siguiente Encuentro en el mismo lugar para el Sábado 26 de Enero del 2013.

 

Fortalecimos nuestro sitio web, y lo seguiremos perfeccionando, para que pueda servir a efectos de alojar el Directorio de Maestros Ciudadanos Voluntarios, y a que los procedimientos de inscripción y de consulta sean expeditos y claros. Con esto comenzaremos a ampliar la captación de este importante voluntariado.

 

Y estamos generando las alianzas de colaboración con Instituciones que tengan expertizaje en herramientas para el desarrollo de habilidades blandas, a fin de que participen en nuestros Encuentros, y muy especialmente en el Apoyo Integral a cuatro Liceos.

Segundo objetivo
Línea 3 – Intervenciones integrales
3. Departamento de Comunicación y de Difusión
 

Fundacion Chile Inteligente

+56 2 2639 4347

+569 8501 4614 (wathsapp)

fundacionchileinteligente@gmail.com

Merced 68, Santiago de Chile, CH 8320000

Home  -  Contáctenos  -  Involucrarse  -  Donar  -  Eventos  -  Noticias

© 2016 FUNDACION CHILE INTELIGENTE

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Website designed by Benjamin Charreyron